tiene buena memoria

Elecciones catalanas para principiantes

Publicado: 2015-09-27

Si crees que hoy en Catalunya se está votando SI o NO a la independencia tal vez no estés del todo equivocado, amiga o amigo peruana/o, pero no todos los catalanes estarían de acuerdo contigo. Y es que hoy se celebran las elecciones autonómicas de Catalunya, como se celebraron en el resto del Estado español con anterioridad para elegir los gobiernos autonómicos.

La diferencia radica en que Artur Mas, actual President de la Generalitat de Catalunya, quiso hacer de estas elecciones un plebiscito sobre la independencia. Lo cual funciona de la siguiente manera: Si se da una mayoría de votos a las candidaturas independentistas significará que la mayoría de catalanes quieren la independencia. Este anuncio se hizo tras declarar inconstitucional una votación anterior con dos preguntas en las que sí se estipulaba explícitamente la intención de que Catalunya fuese independiente y un nuevo Estado, en el que el SI arrasó de manera indiscutible aunque la participación fue del 37%.

La independencia en Catalunya es un tema complejo, que empezó a principios del siglo XX y ha ido cambiando de color y de bandera durante todos estos años. Hoy en día lo más curioso es que las únicas dos candidaturas independentistas tienen posiciones ideológicas totalmente contrarias. Por un lado estaría Junts Pel Sí (Juntos por el Sí) con la coalición Convergencia Democratica de Catalunya (CDC), actual en el poder y de derechas que ha aunado fuerzas con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) un partido tradicionalmente de izquierdas pero que en varias ocasiones se le ha acusado de traicionar sus siglas. Junto al apoyo de diversas organizaciones independentistas como Assemblea Nacional Catalana (ANC) responsable en parte de que el independentismo haya robado tantos corazones después de organizar grandes demostraciones de fuerza popular en las calles, como una cadena humana que atravesó toda la costa catalana desde Francia hasta Valencia, que Mas utiliza constantemente para defender y legitimizar el proceso independentista.

La otra candidatura que apoya la independencia sería la Candidatura de Unitat Popular - Crida Constituent (CUP - CC), de izquierda radical, que dio la gran sorpresa en las elecciones del 2012 entrando con tres diputados en los primeros comicios en los que se presentaron. Esta candidatura se ha caracterizado durante toda la legislatura por ser el "Caballo de Troya" de la clase trabajadora, ya que por su limitado número de representantes dentro del Parlament no contaban con fuerza a la hora de votar, pero sus intervenciones siempre generaban polémica ya que denunciaban y señalaban desde los recortes en sanidad hasta la masacre en la Franja de Gaza. El único partido rupturista, no solo con España si no con el sistema capitalista, que en muchas ocasiones ha tenido de extraño compañero de viaje a CDC, una coalición con la que también ha habido enfrentamientos.

Y es que Artur Mas (CDC) aún siendo la cara visible del Proceso se le ha acusado en muchas ocasiones de utilizar la independencia para conseguir votos, ya que CDC no es un partido tradicionalmente independentista. Durante la legislatura, además, se han cerrado escuelas y hospitales, las carreras universitarias han subido un 60% su precio, la educación en niveles básicos se ha precarizado así como la atención sanitaria, y los recortes han sido el pan de cada día. El Gobierno catalán culpaba al Gobierno central de ser el responsable de estas medidas, cuando las competencias de la Generalitat le permitían no aplicar recortes tan duros.

El resto de partidos que se presentan no apoyan la independencia, pero no todos se cierran en banda. El ejemplo es Catalunya Si que es Pot (Catalunya Sí se Puede o CSQP por sus siglas en catalán) conocido como el hijo de Podemos, pero que aúna a Iniciativa per Catalunya Verds, Esquerra Unida, Podem y Equo. Una candidatura de izquierdas pero no independentista, lo cual ha provocado algunas tensiones entre los militantes de la CUP y CSQP durante la campaña. Finalmente, aunque no están a favor de la independencia nunca se han negado al derecho a la autodeterminación del pueblo catalán.

El Partit Socialista de Catalunya (PSC) defiende el federalismo en completa soledad, e incluso no está considerado como socialista por mucha de la población, tanto dentro como fuera de Catalunya. Unió Democratica de Catalunya (UDC), una escisión de la anterior coalición Convergencia i Unió (CiU) donde se encontraban CDC y UDC, se presenta esta vez en solitario tras los problemas que generó la defensa de la independencia por parte de CDC. Ciutadans, un partido considerado de centro por algunos, de derecha radical por otros, también se presenta con un discurso unionista y parece que va a tener su gran oportunidad en estas elecciones en su carrera por conquistar el Gobierno central. Y finalmente el Partido Popular (PP), con un candidato abiertamente racista y xenófobo, que por supuesto defiende la unión de España.

Los argumentos que se han utilizado en contra de la independencia han generado mucha polémica durante esta campaña, famoso es ya el vídeo donde el Presidente Rajoy dice que la posible independencia de Catalunya dejaría a sus ciudadanos sin nacionalidad española y europea, lo cual desmiente el mismo periodista que lo entrevista en ese momento. Aunque el Ministro de Asuntos Exteriores ha defendido la postura del Presidente del Gobierno, lo cierto es que es un debate interminable y la Constitución Española en ningún lugar dice que en caso de independencia se perdería la nacionalidad española si se tienen los requisitos necesarios.

Según las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) las candidaturas independentistas obtendrían la mayoría absoluta en escaños, la gran preocupación es si no consiguieran la mayoría de votos. El Proceso independentista en este caso podría quedar en entredicho y parece ser que dar marcha atrás ya no es una opción. La pieza clave aquí sería CUP-CC que en diversas ocasiones ha dejado algo muy claro: No van a investir a Artur Mas. Esto complica aún más las cosas, pero responde a una posición ideológica coherente. Aunque la CUP-CC sean independentistas también son de izquierda rupturista, y consideran que volver a poner a un President que ha jugado con los derechos del pueblo no tendría sentido. 

Datos del CIS. Infografía de El Pais


También se ha dicho que conseguir la independencia de Catalunya dentro de la legalidad, o sea de forma pactada con España y constitucionalmente, es imposible. Se ha planteado otras veces una Declaración Unilateral de Independencia (DUI), pero también se ha criticado que no es una manera democrática, ya que existen catalanes en contra de la salida de España. Estas tensiones ya se han manifestado en la misma jornada de hoy, en la que Artur Mas ha sido increpado por votantes del PP y de Vox, una formación de ultraderecha, en el colegio electoral en el que fue a votar. 
Lo cierto es que sí, es una jornada histórica, dado el carácter plebiscitario que se le ha querido otorgar en la campaña tanto los que están a favor como en contra de la independencia ven en hoy la oportunidad de hacerse oír, y se espera que se supere el 70% de participación, cosa inaudita donde el derecho a voto es voluntario.

Escrito por

Aitana Gómez de la Flor

Fotoperiodista. La fotografía no cambiará el mundo, es una forma más de militancia. @aitanadelaflor


Publicado en